INtegrantes de la Seccional 13 participaron de los festejos por el cumpleaños 75 del club Sociedad Belgrano, que salio de la quiebra declarada hace 10 años, gracias a los vecinos que trabajaron para salir adelante. Estuvieron en el acto tambien, la legisladora Soher El Sukaria y el titular de Accion Social de la Nacion, en Cordoba Marcelino Alvarez, quienes entregaron placa al presidente del club, Marcelo Sanchez.

La esquina de Av. Leandro Alem 1702 se vio concurrida por la gente del barrio que participa familiarmente de diferentes actividades.

 Hace 75 años un grupo de vecinos encabezados por Don Colón Sánchez tuvieron en su horizonte en el bien común de las familias de los barrios cercanos. Así fue como un 12 de octubre de 1941 nació El Club Protector al Niño Pobre General Belgrano o “La Sociedad Belgrano” tal como lo indica su nombre de fantasía.

En aquellos años el sector crecía con un perfil ferroviario y de quintas colindantes, por ese entonces no había tanta dificultad en disponer de terrenos para nuevos emprendimientos como en la actualidad, así fue que el club consiguió una parcela para que las ideas se transformarán en hechos. Luego comenzaron las obras, la cual los socios, dirigentes y vecinos le dedicaban su tiempo libre a la labor de construir un nuevo espacio de integración. Con el correr de los años las obras se hicieron visibles, llegó el tinglado, los vestuarios, la pileta, la cancha de bochas, el buffet y el escenario. Llegaron los jugadores de básquet, los bochófilos, el baby fútbol, los carnavales, los artistas, vino Sandro y se rompió la pared del vecino para que pudiera ingresar a dar su espectáculo, luego llegó el cuarteto y se quedó, también llegaron las peñas, los sindicatos y el rock. Todo sirvió para hacer historia.

En los años ’70 todo parecía que el club se iba a transformar en una fábrica de deportistas con proyección nacional en crecimiento...
En los ’80 las actividades continuaron normalmente, pero al llegar los ’90 los dirigentes de turno solo le dieron importancia a los espectáculos bailables dejando al margen las actividades deportivas y culturales con la ambición de sacar un rédito económico personal sumergiendo a la institución en una profunda crisis.

Fue así como en el año 2005 el club cerró sus puertas por los inescrupulosos desmanejos financieros, llevando a la quiebra a La Sociedad Belgrano, se publicó un cartel de remate en las paredes del club que proclamaba al viernes 10 de marzo de 2006 a las 9:30 hs como la fecha del fin de “valiosas instalaciones”.

Para evitar el remate vecinos comprometidos iniciaron una campaña para salvar a la Sociedad Belgrano que felizmente concluyó cuando se dictó una ley provincial para que los clubes sean declarados patrimonio público, impidiendo su venta o su remate. Sociedad de Inspección de Personas Jurídicas nombró un interventor que designó una Comisión De Apoyo conformada por antiguos socios y vecinos, y que desde su re apertura trabajan en la administración y gestión de gobierno en beneficio del club. Desde ese momento, a fines del 2006, el club no paro de crecer: multiplicó año a año su numero de socios, se acondicionaron sus instalaciones según la normativa municipal vigente, se agendaron gran cantidad eventos y los vecinos de la ciudad, la prensa y otras instituciones se interesaron en conocer como renació este club.