La ley NACIONAL 27159 establece un sistema de prevención de la Muerte Súbita, determinando la obligatoriedad de instalación de Desfribriladores Externos Automáticos en espacios públicos y privados de acceso público, en lugares de fácil acceso y estratégicamente ubicados.

El proyecto presentado por el Bloque PRO propone que la provincia de Córdoba adhiera a dicha norma. Las enfermedades cardiovasculares constituyen uno de los principales problemas de salud, la muerte súbita ocupa un lugar importante dentro de las afecciones cardiovasculares. Ocurre cuando la actividad del corazón cesa en forma abrupta a raíz de un "problema eléctrico", generado por un desorden del ritmo cardiaco llamado Fibrilación Ventricular (FV) que al evitar que se cumpla la acción de bombeo del corazón impide que éste lleve sangre y oxígeno al resto del cuerpo.

Los pacientes que sufren una muerte súbita y no reciben tratamiento inmediato fallecen a los pocos minutos. El único tratamiento para esta patología es la desfibrilación. Ésta consiste en administrar al corazón una descarga eléctrica controlada con un dispositivo que se conoce como desfibrilador. Al reiniciar de nuevo la actividad del corazón, éste recupera su ritmo habitual normal. En los casos en que no hay un desfibrilador cerca, se debe iniciar rápidamente la reanimación cardiopulmonar, a los fines de prolongar el tiempo en el que una desfibrilación pueda ser eficaz.